MERCEDES ARÁOZ: “NO VOY A RENUNCIAR A LA VICEPRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA”

0
68

La congresista Mercedes Aráozafirmó que fue una decisión difícil para ella renunciar a la bancada Peruanos Por el Kambio (PPK), pero resaltó que “en este momento es imposible la relación” al interior de este grupo parlamentario.

“Ha sido una decisión muy difícil renunciar a la bancada. Se siguió colmando el vaso a un nivel insoportable, hasta emocionalmente me ha movido (…) no es un afán de golpear al Gobierno, voy a seguir colaborando”, dijo la también vicepresidenta de la República.

Aráoz Fernández, en ese sentido, afirmó que continuará siendo una operadora política en favor del Gobierno siempre y cuando “se lleve a cabo el plan gubernamental que permita el desarrollo, de nuestro país”.

“Siempre se ha dicho que no tiene bancada (Martín Vizcarra), que puede trabajar. Hemos sido operadores políticos sin ser bancada formalmente. Se puede ser operador político y colaborar políticamente con el Gobierno, sin ser bancada”, señaló.

La ahora exintegrante de la bancada PPK resaltó que no renunciará a la vicepresidencia de la República, porque obtuvo ese cargo por elección popular y que lo hará hasta el 2021.

“Yo no voy a renunciar a la vicepresidencia de la República, voy a cumplir con el mandato que me dio el pueblo en el 2016 (…) a mí me ha dado un mandato el pueblo y debo seguir. ¿Quién reemplaza al presidente cuando salga del país?”, dijo.

Por otro lado, Aráoz Fernández mostró su preocupación por cómo la gestión de Martín Vizcarra manejó el conflicto social en Arequipa, por el ahora suspendido proyecto Tía María. Señaló que se muestra un retroceso.

“Me preocupa que haya un retroceso en nuestra mirada de desarrollo, porque ese era parte del plan de gobierno de PPK, seguridad jurídica (…) hay que retomar el diálogo en Arequipa, la suspensión se debió explicar de otra manera”, señaló.

Finalmente la legisladora no agrupada indicó que no existen “ninguna evidencia o elemento” que justifique la vacancia del presidente Martín Vizcarra. Agregó que “sigue pensando que la vacancia, así como la confianza, no son cosas para jugar. Sirven para tener un equilibrio de poderes, hay que usarlo con prudencia”.