JULIO GUZMÁN AFIRMÓ QUE NUNCA RECIBIÓ APORTE DE ODEBRECHT

0
70

11:00|06 AGOSTO 2019

El líder del Partido Morado, Julio Guzmán se mostró a favor del adelanto de elecciones generales al 2020 debido a la situación que vive nuestro país.

Explicó que, el Parlamento ha perdido toda legitimidad al obstaculizar las iniciativas y destruir la democracia al tomar las instituciones, y aliándose con las mafias. Además, el líder del Partido Morado fue crítico con el Ejecutivo al asegurar que también tiene responsabilidad de esta crisis política porque no fue oportuno al presentar las reformas políticas, y muy débil para impulsar mejoras.

“Lo concreto es que el adelanto de elecciones, sin ser un escenario ideal, es la única salida al entrampamiento”, insistió Guzmán.

En ese sentido, dijo que el próximo año, si se dan las elecciones generales propuestas por el actual Gobierno, se llevará a cabo una renovación política e iniciará una nueva etapa, que el país está esperando.

“Nuestro país necesita hacer reformas. No vamos a progresar si no conocemos nuestros recursos, nosotros tenemos la certeza de que debemos dar derecho a la propiedad, luchar contra los monopolios y no permitir gollerías”, anotó.

Al ser consultado por el proyecto minero Tía María, Julio Guzmán, señaló que es urgente tener un Estado que sepa resolver conflictos. “Los conflictos mineros ocurren porque el Estado está ausente, y no hay ni servicios básicos en la zona”, mencionó.

Más adelante, sostuvo que Tía María, ni ningún proyecto minero puede salir adelante si no tiene apoyo de la población. “El Ejecutivo cometió un error al dar la licencia sin haber concluido el dialogo”, dijo.

NO ESTAMOS MANCHADOS
El líder del Partido Morado, Julio Guzmán, señaló que su agrupación política inició hace cuatro meses un proceso de elección minuciosa de candidatos al Parlamento, verificando antecedentes y preparándolos, “porque creemos que esa es la obligación de los partidos”, afirmó.

Respecto a la corrupción que ha manchado a la mayoría de líderes políticos, remarcó que Odebrecht no tuvo ningún acercamiento para financiar su campaña política en el 2016. “Ninguna, cero, nada”, aclaró Julio Guzmán al asegurar que no habrá información que llegue desde Brasil que pueda implicarlo.